Crónica marcha ciclista Indomable 2017 recorrido corto

Indice:

Logo de la marcha

Logo de la marcha. Fuente y enlace a web oficial = http://laindomable.es/


Introducción
Traslado al lugar
Preparación
Arranca la marcha
Haza del Lino
Transito hasta segundo puerto
Mecina Bombarón
Puerto de Ugijar
Terreno rompepiernas
Ultimos kilómetros
Tras cruzar meta
Regreso a casa
Conclusiones

 

Introducción


Tenía muy claro que quería participar en esta marcha, es la tercera edición y mi tercera participación, pero este año opté por apuntarme al recorrido corto, ¿por qué?, porque es la primera marcha en mi calendario deportivo, el recorrido largo es duro, duro de verdad (197 kms con más de 4.000 metros de desnivel), no es que me acobarde, sino que este año me lo quería tomar con más tranquilidad y tener una progresión de estado de forma para las siguientes marchas, también sentía la curiosidad de conocer el recorrido corto y ver que era capaz de hacer en menor distancia.

La marcha ya ha alcanzado fama en Andalucía, la Sierra de de la Alpujarra es su carta de presentación, la verdad es que a mi el recorrido me inspira cierta “amabilidad” porque los primeros kilómetros son suaves para después bajar a nivel del mar con vistas del Mediterraneo a la izquierda durante un buen tramo antes de comenzar el primer ascenso exigente, pero aún en las primeras horas de la mañana con la fresca y ya con las piernas a punto de pleno esfuerzo y aún con toda la energía.

Volver al Indice

Traslado al lugar

El viernes a medio día terminé mi jornada laboral, llegué a casa, comí y terminé de preparar el viaje, esto de desplazarme es la peor parte, preparar el viaje requiere cuidado y atención para no olvidar nada importante. Ya en marcha dentro del coche todo bien, desde Toledo hasta Berja-Almería el GPS de Google a través del Smartphone me da la mejor ruta, este año quise variar un poco y en lugar de pasar por Granada y Motril, pasé por Calahorra, muy bonito el paso por su puerto de montaña, pero con muchas curvas y es que no es fácil el trayecto.

Legué a mi destino aproximadamente a las 22:00 horas, la noche la pasé en el complejo polideportivo (igual que en los 2 años anteriores), para mi es lo más cómodo, mi saco de dormir encima de una esterilla y no necesito más para dormir plácidamente, así fue después de haber cenado de lo que había llevado de casa.

Volver al Indice

Preparación día de la marcha

A las 6:00 h. de la mañana los organizadores y toda la gente implicada encendieron las luces, me sentía bien, había dormido con normalidad, realicé algunos ejercicios de estiramientos y luego comencé a recoger mis cosas para prepararme, lo primero recoger la bolsa del participante, luego preparar a bicicleta, antes de vestirme para la prueba fui al primer bar que encontré en la calle principal para tomar desayuno, tostada y café descafeinado, luego volver hasta el coche y terminar de alistarme, importante crema de protección solar, el día tenía pronosticado un Sol de justicia aunque las temperaturas no fueron excesivamente altas, para mi gusto el clima óptimo y así lo fue la mayor parte del recorrido.

A la linea de salida llegué y me coloqué más retrasado de lo que tenía previsto, no sé por qué mi smartphone indicaba una hora de adelanto, en fin, problema menor que no tenía demasiada importancia, me había colocado a las 8:00 h. puntualmente, pero la marcha comenzó con un retraso de 10 o 15 minutos, así que no tuve mayor problema.

Volver al Indice

Arranca la marcha

Chupinazo y arranca la marcha, como en los años anteriores, nos hacen pasar por el centro urbano de Berja hasta pasar por delante del ayuntamiento, para después hacernos salir por la carretera comarcal hacia el Sur, tal y como estaba marcado en la ruta, he de decir que con la experiencia de haber corrido otras marchas, los nervios los tengo ya bastante controlados.

El ritmo al principio era bastante alto, las piernas ágiles y frescas piden guerra pero siempre controlando el esfuerzo para no llegar a inundar de ácido láctico la musculatura, aún así comienzo a recuperar puestos, la salida es controlada bastantes kilómetros hasta Adra (creo), pero aún así no existe un grupo concentrado sino que está bastante estirado y a veces tuve que ir de grupo en grupo para avanzar puestos, se llega hasta un descenso antes de Adra en el que se puede alcanzar bastante velocidad, hay que controlar y llevar cuidado porque aún hay bastantes ciclistas y bueno… nunca se sabe si una caída se pueda producir y provocar una montonera, bajando comienzo a oír ruido extraño, no estaba seguro si había pinchado o eran los frenos de otro, el caso es que cuando acabo la parte más rápida de descenso me paro a un lado a comprobar que todo está ok, mis temores eran falsos y en seguida volví a ponerme en marcha, a partir de aquí el recorrido tiene un tramo en el que se atraviesan poblaciones costeras con algunos resaltos peligrosos en los pasos de peatones, luego se pasa por debajo de un viaducto de autovía con pendiente hacia abajo, allí mismo fui testigo de una caída el año anterior y parecía que también este año se había producido una caída porque había varios ciclistas parados a ambos lados, al poco pasé por la Rábita que es la última población costera y a partir de entonces la ruta cambia de dirección oeste hacia dirección norte donde ya comienza a picar un ligero desnivel hacia arriba, primera vez que paro a descargar la vejiga para enfrentar el primer puerto lo más cómodo posible.

Volver al Indice

Haza del Lino

Foto de mi paso subiendo Haza del Lino.

Este puerto al igual que en el año anterior lo subo con bastante buenas sensaciones, aún el frescor de la mañana hace que te puedas exigir sin mayores problemas y a ritmo van pasando los kilómetros de ascenso en el que la mayoría de las veces (y ahora gracias al Garmin Edge 520 con el que estoy equipado) puedo ver que el desnivel torna alrededor del 7% con algunos tramos más suaves y otros tramos cortos que llega incluso al 10/11 %. Como ya es la tercera vez que subo este puerto, paro en el kilómetro 50 de recorrido (poco antes del único tramo de descanso del puerto) para comer y beber con calma para asimilar bien los nutrientes, beber, colocarme las gafas y seguir para llegar pronto al tramo de desnivel negativo, cuando se llega a este descanso sabes que solo quedan unos 8 kilómetros para alcanzar lo más alto del puerto donde se encuentra el primer avituallamiento, primer control de paso y desvío de los dos recorridos, la pendiente se acentúa un poco, pero con fuerza y no descuidando bajar mucho la cadencia se sube sin dificultad, llego a una curva a derecha que enlaza con una curva de herradura a izquierda, en ese momento ya sé que el final del puerto está a 500 metros aproximadamente, así que llega una parte agradable, primero se pasa por el control, había un chico de la organización preguntando si alguien quería cambiar de recorrido, después parar un poco para comer fruta fresca del avituallamiento, naranja, sandía y medio plátano, había llegado con ambos bidones vacíos, había calculado bien el consumo de agua, rellené solo un bidón de agua y al otro le metí un poco de coca cola, este año me desvié a la derecha para continuar con recorrido corto, tal y como lo tenía previsto.

Volver al Indice

Transito hasta el segundo puerto

Hay un tramo de sube y baja, recordé que era el momento adecuado para para tomar sales y sobre la marcha lo hice, continué a la vez que bebía toda la coca cola, pensé que lo más duro de la prueba estaba hecho, pero también pensaba que faltaban más de la mitad de los kms por recorrer y aún quedaba un puerto de 7 kms que también tenía su dificultad, transcurridos 15 kms desde haber coronado Haz de Lino llegaba un descenso en el que poder recuperar un poco el pulso.

El descenso fue sin problemas, logré alcanzar y enlazar con un grupo el cual me fue guiando y ayudando a bajar con algo más de velocidad, entre ellos una chica.

Finalizado el descenso, en las primeras rampas no duras previas al puerto les dejé atrás poco a poco y al poco un desvío a la izquierda para comenzar a subir el segundo puerto de la ruta.

Volver al Indice

Mecina Bombarón

Durante la subida nadie me alcanzó y pude alcanzar y adelantar a varios, las rampas eran duras pero lo cierto es que aún me encontraba con fuerzas hasta el final del puerto, de hecho me pareció más corto de lo esperado, no llegué a saber con exactitud cuando terminé de subir el puerto y ya estaba en terreno de ligero descenso, luego el descenso se hizo más pronunciado y así, cuando llevaba casi 100 kms de recorrido (96 kms) llegué al avituallamiento que en mi opinión es el mejor de toda la marcha, ya estaba de vuelta dentro del mismo recorrido largo, coincidiendo ambos hasta el final en linea de meta, en el avituallamiento paré y permanecí con tranquilidad, comí un poco de casi todo y rellené ambos bidones, uno con agua y otro con aquarius, tomé algunas fotos y luego continué, a pocos metros estaba el segundo control de paso.

Volver al Indice

Puerto de Ugijar

A continuación un descenso bastante largo con solo un repecho a la mitad antes de llegar al pequeño puerto de Ugijar, 3 kilómetros en ascenso con su descenso, a estas alturas de recorrido es casi inevitable pensar ya en la llegada, las ganas no faltan pero también hay que saber regular porque a falta de 30 kilómetros y con todo lo recorrido se puede hacer muy largo, es entonces cuando hecho mano de los geles para no desfallecer, sobre todo cuando me veía próximo a alguna subida como lo fue con este pequeño puerto.

Volver al Indice

Terreno Rompepiernas

Todos estos kilómetros finales son en continuas subidas y bajadas, creo que es importante aquí aprovechar la inercia de bajada para enfrentar los repechos de mejor manera, al menos yo lo hago así y me suele funcionar para subir hasta la mitad de la mayoría de los repechos casi sin esfuerzo, cuando se puede ver el embalse de Beninar sabes que queda poco a meta y menos para el último punto de avituallamiento, justo después del embalse hay un repecho largo con varias curvas cerradas que se debe tomar con calma, en los años anteriores se me hizo bastante duro debido a que con el recorrido largo vas más fundido, en fin, este año fue mucho más llevadero, enfrentar esta tachuela con 50 kilómetros menos en las piernas es mucho más liviano, además de que es engañoso porque cuando crees que ya lo has subido todo en un descanso, hay más que subir, luego hay un buen tramo de descenso en el que ya vas saboreando la llegada a meta, pero …

Volver al Indice

Ultimos kilómetros

Si conoces la ruta como es mi caso, sabes que aún queda por salvar un falso llano en el que suele haber viento en contra, este año el viento dio tregua, inexistente, pero aún así el terreno ascendente de al menos un 4% se hace notar, sabes que la meta está al alcance de la mano, pero esta última tachuela te hace sufrir por si aún no habías sufrido en todo el recorrido, es una recta de calzada amplia de esas que no pareces ver final, pero lo hay, un giro a la derecha te lleva a la calle en Berja en la que te espera la fiesta, el pase por linea de meta, este año alcé las manos al cielo, el cronómetro indicaba 6 horas, 1 minuto y 25 segundos.

Volver al Indice

Tras cruzar la meta

Cruzando la meta.

Al cruzar la meta unas chicas me marcan el dorsal y me dan indicaciones, ducha, comida y bebida en el polideportivo, lo primero que hice fue ir hasta mi coche, lo tenía muy cerca, allí bajo la sombra de un árbol me relajé un poco a la vez que escribía a mis más importantes contactos por WhatsApp para decir que todo había ido bien.

Luego metí la bici en el coche, me cambié de calzado y me fui a las duchas, tras la ducha volvía al coche a dejar toalla etc y coger el vale para la comida, volví para comer.

Mientras comía tranquilamente hablaba con mis amigos y familia por WhatsApp, aún no había tenido tiempo para examinar con detenimiento como me había ido pero podía intuir que había mejorado en los tramos que coinciden con la ruta larga hecha en años anteriores.

Volver al Indice

Regreso a casa

Aproximadamente a las 16:00 ya estaba dentro del coche arrancando para regresar a casa, el Sol calentaba bastante así que me había vuelto a poner crema protectora en los brazos y piernas para conducir.

Regresé por la ruta recomendada por el GPS de Google, conduciendo con tranquilidad, hice varias paradas, una de ellas para repostar combustible y comer merienda, mucha fruta es lo que tenía para comer primero y luego una barrita de proteinas que Full Gas me había enviado como regalo en un pedido.

Llegué a casa sin problemas y feliz de que todo había salido muy bién.

Volver al Indice

Conclusionnes

Esta marcha, según mi opinión está muy bien organizada, la corta también tiene una dureza notable, según mi Garmin fueron 145 kilómetros con 2.800 metros de desnivel, para aquellos que conocen la marcha de Pedro Delgado pueden pensar que el desnivel acumulado es el mismo pero en 20 kilómetros menos de distancia por recorrer, por tanto este recorrido corto va bien servido de montaña y los descensos son muy técnicos generalmente por carretera estrecha y con muchas curvas cerradas.

La fecha y el clima de la zona la hacen ideal para poder disfrutar de la bicicleta y hacer la marcha en la mejor de las condiciones, al estar cerca de la costa garantiza buenas temperaturas, si llueve como me ocurrió en la primera edición (2015) no se va a sentir frío, he de decir que a mi me va muy bien el calor y seguramente aquellas personas más sensibles a esto opinen que con algo menos de calor sería aún mejor. A la hora de comienzo la temperatura era de 19 grados, llegando a un pico máximo de 34 grados, el primer puerto es para mi el que mejor se disfruta y la temperatura aún no llega a ser tan alta.

El resultado del crono para mi fue un buen referente de que este año comienzo temporada con muy buen estado de forma, algo injusto el hecho de que no tomaron tiempo al cruzar la salida, lo cual me sumaron varios minutos en el registro, casi no tiene importancia pero para mi si lo tiene, así soy yo. El informe técnico en el siguiente enlace donde he borrado mis apellidos:

Informe técnico

Decir que comencé a sentir algunos calambres después de subir Haza del Lino, aparecían bajando puertos y repechos y desaparecían en cuanto me ponía a tirar, algo que me pareció un poco extraño, pero feliz por tenerlos controlados, en ningún momento llegué a sentir desfallecimiento, el nivel de energía que sentí durante todo el recorrido fue bastante mejor que otros años.

Maillot's de la marcha,años 2015, 2016 y 2017 respectivamente de izquierda a derecha, parte delantera.

Maillot’s de la marcha,años 2015, 2016 y 2017 respectivamente de izquierda a derecha, parte delantera.

Maillot's de la marcha,años 2015, 2016 y 2017 respectivamente de izquierda a derecha, parte trasera.

Maillot’s de la marcha,años 2015, 2016 y 2017 respectivamente de izquierda a derecha, parte trasera.

Esta marcha es una de las que no quiero dejar de hacer los próximos años y creo que el recorrido corto es más que suficiente para pensar en tiempos, disfrutar y llegar a tiempo para volver a casa el mismo día con tranquilidad si te desplazas, no descarto la posibilidad de volver a realizar el recorrido largo algún año, pero creo que para eso debería organizar el viaje de ida y vuelta a casa con algo más de comodidad y holgura, aunque este recorrido corto me ha enamorado. Sin duda y como dicen los superhéroes, digo: “volveré”.
Volver al Indice

CUR.

Publicado en Sin categoría.

4 Comentarios

  1. Muy buena crónica, tiene que ser bonita esa marcha, lo malo que me.pilla muy lejos. Lo de los calambres bajando no deja de ser curioso, pero para que te quedes algo mas tranquilo a mi tambien me pasa algo parecido, se me suben los gemelos, lo he solucionado con calcetines de compresión.

    • Es una marcha interesante, muy bien organizada y los voluntarios son muy amables, sientes el calor de la gente por cada pueblo por donde pasas, la versión larga se me hizo pesado los últimos kilómetros los años 2015 y 2016, este año 2017 en la corta la he disfrutado a tope casi hasta el final, también que me siento en mejor estado de forma, incluso llegué con fuerzas para lanzar un pequeño sprint llegando a meta.
      Lo del tema calambres que también me ha pasado en la QH el pasado 17 de junio creo que puede ser a que estoy restringiendo la sal en las comidas, pero puede ser por otras causas, ya veremos en la Perico.

  2. Bonita crónica bien tratada con sumo lujo de detalles. El poder describir no sólo el recorrido sino también las sensaciones vividas en ese recorrido, la convierte en yn buen cuaderno de bitácora detallado. Felicidades y como dice un buen amigo mio ciclo turista con el que en ocasiones salgo por la llanura manchega ” todo esfuerzo tiene su recompensa”

    • Javier, gracias por tu comentario y tus palabras, cada día me cuesta más escribir artículos en el blog, falta de motivación para escribir probablemente, existen muchas prioridades y a veces también descanso y me relajo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *