Crónica marcha ciclista Quebrantahuesos 2014

INDICE:

[list type=”arrow, square, plus, cross or check”]

    1. Primeros momentos
    2. Transito hasta el comienzo de Somport
    3. Subida a Somport
    4. Descenso de Somport
    5. Transito hasta el pie de Marie Blanque
    6. Ascenso de Marie Blanque
    7. Descenso de Marie Blanque
    8. Transito hasta el comienzo del ascenso a Portalet
    9. Portalet
    10. Descenso de Portalet
    11. Hoz de Jaca
    12. Los kilómetros finales

[/list]

 

Introducción

A continuación la crónica de la marcha ciclista que fue objetivo principal para el 2014.

La Quebrantahuesos (QH) es conocida como la más importante marcha ciclista en territorio español (aunque discurre también por territorio francés) de todas las marchas ciclistas, no por ser la más dura (quizá lo fue en algún tiempo), el reconocimiento internacional, fama, recorrido por puertos míticos y famosos y la gran cantidad de participantes son algunas de las características que la hacen importante, a pesar de las críticas de los aficionados en los últimos años (sobre todo por el aumento de precio) sigue siendo una marcha muy deseada por muchos ciclistas, la revista especializada “ciclismo a fondo” la llama “la meca del ciclismo aficionado”.

Perfil de la QH tal como fue registrada por Endomondo durante la marcha, fiel al perfil real

Perfil de la QH tal como fue registrada por Endomondo durante la marcha, fiel al perfil real

Recorrido completo, mitad en España y la otra mitad en Francia.

Recorrido completo, mitad en España y la otra mitad en Francia.

Espero, querido y apreciado visitante y lector, que saques el máximo provecho de mi experiencia aquí descrita, ha sido mi primera participación en esta marcha.

Volver al índice

 

Dia “D”

A las 4:30 de la mañana suena mi alarma despertador en mi Smartphone, me levanto animado y con sensación de haber dormido sin problemas de nervios, comenzamos bien (pensé), lo primero es poner a cargar mi Smartphone para que tenga la batería a tope (es mi ciclocomputador con endomondo), hago mis necesidades fisiológicas en el baño, mi esposa se levanta 5 minutos más tarde que yo y se prepara, me doy una ducha veloz y me visto sin olvidar nada, cinta cardio Garmin, culote de Ribagorza 2013, maillot QH 2014, calcetines y zapatillas de runnig (por el momento), voy preparando el desayuno, hago un repaso general a todo lo que debo llevar, me siento a desayunar a las 5:00, no falta de nada (proteínas, hidratos de carbono y un poco de grasa insaturada), patata cocida, atún de lata al natural y un chorrito de aceite de oliva en el plato, de beber yogur líquido hecho con leche semidesnatada.

Todo listo y salimos del apartamento, son las 5:20 cuando arrancamos en el coche, estamos a 32 kilómetros de Sabiñánigo y llegamos en media hora muy próximos al lugar donde arranca la marcha, sin problemas para estacionar el coche, saco la bici del maletero, mi mujer que va hacia el lugar caminando y yo en bici, ambos juntos hasta que decidimos separarnos, pronto veo varios participantes que al igual que yo, van buscando su cajón de salida, nos hacen dar la vuelta por la variante (vaya vuelta más tonta me hicieron dar), al fin colocado en mi cajón gris con solo unos 500 u 800 por delante de mí y ya seguro me comunico con mi mujer por whatsApp, estoy junto a la escultura de metal del ciclista en la travesía, mi mujer me encuentra, son las 6:00, a las 6:15 aprox. todos los que esperamos avanzamos en bloque hacia dentro de la explanada Pirenarium, quedo a la altura del pódium, había perdido por un rato la vista a mi mujer entre tanta gente pero allí nos volvimos a encontrar y ella se puso lo más próximo a mí que podía, me tomó varias fotos, eran las 6:45, la espera se hizo larga, en la misma y por el fresco de la mañana de nuevo me dan ganas de orinar, vi como algunos orinaban detrás del pódium, reconozco que es una guarrada pero allí metido es difícil salir y entrar para ir a un baño, también fui a orinar, hubo algunos que entraron sin hacer cola por el mismo lugar a lo que la gente les gritaba.

Volver al índice

 

La Marcha

1. Primeros momentos

Al fin suena el petardazo de salida a la hora puntual (7:30), ahí ya comienzo a preparar endomondo en el Smartphone, activo itinerancia, GPS y wifi, arranco endomondo y sincronizo sensor cardio, sensor de cadencia y sensor de velocidad y distancia, todo correcto y listo, a las 7:35 comienzo a avanzar, mi mujer me graba en video y saludando me despido de ella, a los 7 minutos y medio de los primeros estoy cruzando la línea de salida entre múltiples elogios del público.

Cruzando la linea de salida, 7 minutos y 33 segundos después del petardazo de salida.

Cruzando la linea de salida, 7 minutos y 33 segundos después del petardazo de salida.

Volver al índice

2. Transito hasta el comienzo de Somport

La temperatura es agradable, las piernas torpes e hinchadas por el glucógeno almacenado, los nervios controlados se vuelven más controlados aún, la travesía del pueblo la hago con precaución por la aglomeración y los resaltos de los pasos peatonales, hay mucho público que anima desde las aceras, al fin salimos a la autovía en dirección Jaca, soy cuidadoso en no sobrepasar las pulsaciones de umbral anaeróbico, ese es el objetivo en la primera parte de la marcha, pero sobre todo, como bien dice mi amigo Chema Arguedas: lo más importante es llegar con todos los dientes a los pies de Somport, es cierto que la velocidad es notable, la mayoría me están adelantando, pero pronto me digo: calma, mi indicador de velocidad raras veces baja de 30Km/h, pero por cómo me van adelantando pareciera que voy a menos, me fijo como frecuencia cardíaca máxima óptima en este tramo 160 y a veces la supero, con las manos siempre en el puente de frenos por precaución todo el tiempo, trato en lo posible de meterme en grupos pero es difícil mantenerme en ellos y prefiero dejarlos ir y seguir acoplándome en otros que me van alcanzando por detrás, veo a muchos que se paran a orinar, algún pinchazo también y lo peor, algún accidentado. En el Km 16 el primer susto: voy detrás en un grupo y tras unos gritos: ¡Cuidado! Veo salir humo por un frenazo muy brusco, el humo era de las zapatas de freno o del neumático en seco contra el asfalto, no pasó nada más allá del susto por suerte.

Sigo avanzando y paso a la altura de Jaca tras unas bajadas a gran velocidad, son las 8:00, ahora la marcha va tornando de oeste a norte en un terreno aún llano en términos generales, es a partir de aquí (20 km) en el que el cuerpo va cogiendo el ritmo de la marcha y va disminuyendo el riesgo a ir muy por encima de pulsaciones, poco a poco la velocidad de todos los ciclistas va disminuyendo porque la pendiente va en aumento con pequeños repechos y pequeños llanos, a las 8:45 estaba pasando por Canfranc y es aquí donde ya Somport comienza de verdad.

Tuve que parar por primera vez en ruta a descargar la vejiga.

Volver al índice

3. Subida a Somport

Por mi cabeza pasaban multitud de sensaciones y pensamientos, la estrategia en estas marchas es vital, aquí toca dosificar al máximo, es el primer puerto y no es el más duro, ya estaba tomando alimento líquido, una mezcla de agua con maltodextrinas, sales y un poco de aminoácidos, es vital cuidar la musculatura en una marcha tan larga y complicada, la llegada a lo más alto de Somport estaba a los 50 Km de recorrido aprox. y con esta referencia fui racionando y calculando el agua que debía ir tomando, en lo más alto había donde repostar.

En el km 41 en ruta eran las 9:15 y la subida a Somport se volvió aún con mayor desnivel, tenía todo el desarrollo para subir metido y comencé a comprender la dureza de la marcha. Somport no es en absoluto un puerto fácil, sencillamente está eclipsado por los siguientes puertos de la marcha, Somport me hizo recordar que a los Pirineos se les debe gran respeto, lo único agradable de este ascenso fue la temperatura y el paisaje y rodeado de centenares de ciclistas por una carretera muy buena y amplia subíamos en absoluto silencio la mayor parte del tiempo y a poca cadencia, pero a pesar del silencio existía una conexión no verbal unos con los otros por el sentimiento de complicidad y por estar rodeados de tan maravilloso paisaje, mejor y más hermoso cuanto más se avanzaba en altura y distancia.

Después de varias curvas bastante cerradas, se comienzan a oír gritos, al fin estoy llegando (pensé), primero vi donde repostar agua, pero llevaba suficiente hasta el próximo avituallamiento, enseguida vi donde coger comida y aunque llevaba mucha paré a coger algo, cogí dos trozos de plátano y dos bolsitas de un gel en forma de gominolas, todo lo guardé excepto un trozo de plátano que comí, sigo avanzando y veo que aún lo más alto quedaba a unos 500 metros más arriba pasado una curva a la derecha, la mayor concentración de personas animando estaba en lo más alto, había música y megafonía, voluntarios daban papel de periódico para proteger el vientre del frío en la bajada, cogí uno, detrás de mí uno dijo a modo de broma: ¡pero si no es periódico de hoy!

Volver al índice

4. Descenso de Somport

Con papel de periódico en mano, salgo de la aglomeración de lo más alto del puerto, a un centenar de metros en la bajada paro y meto el periódico cubriendo mi vientre y me meto en la boca el otro trozo de plátano que había cogido. Me dejo caer en la bajada de nuevo y voy comiendo el trozo de plátano al cual separo la piel con ayuda de los dientes, lanzo la piel a la cuneta con cuidado y las curvas peligrosas del primer tramo de bajada las paso sin problemas y sin frío a pesar de no llevar manguitos, paro de nuevo en lugar seguro, una gran cantidad de ciclistas bajan detrás de mí a gran velocidad, el sonido de los ciclistas al bajar a gran velocidad es impresionante, saco un plátano entero y me lo como, bebo agua, luego una barrita de avena que meto en la boca mastico y trago, saco otra barrita más, la agarro con los dientes y me lanzo de nuevo a bajar.

El descenso de Somport no solo es peligroso en el primer tramo por las curvas cerradas, luego, si bien es cierto que no hay curvas cerradas, no son muchas las que tienen visibilidad y en ellas se puede alcanzar la mayor velocidad de toda la marcha, de hecho, mi indicador llegó a marcar casi 72Km/h, una caída a esa velocidad puede ser terrible, mi única guía fiable era ir detrás de otros ciclistas a una velocidad similar a ellos y a una distancia prudencial.

Con mucho cuidado me pude comer la segunda barrita de avena durante el descenso, la montaña estaba a mi derecha, la carretera estaba llena de envolturas de comida y alguna que otra piel de plátano.

Es un descenso muy largo y rápido, gracias a mi preparación también en brazos y cuello, no sufrí de excesivos dolores en los mismos, había un olor que me hizo recordar cuando visité la cueva de Nerja, una mezcla entre humedad y hongos de las rocas, poco a poco la pendiente en descenso va disminuyendo y con ello la velocidad, hasta llegar a unos terrenos con muy ligero descenso en el que hay que dar pedales pero de forma suave y alcanzando una velocidad bastante notable, es aquí donde me deshice del periódico, la temperatura se había vuelto aún más cálida.

Volver al índice

5. Transito hasta el pie de Marie Blanque

Es aquí, uno de los tramos con menos peligrosidad, no obstante, fui testigo de una caída horrible en el km 82 de recorrido, la causa no la sé pero me la puedo imaginar, está claro que no se puede uno relajar en ningún momento, iba en el centro de un grupo de unos 25 o 30 ciclistas cuando a la velocidad de unos 28km/h aprox. y en un ambiente relajado después de la tensión del descenso los ciclistas nos relajamos lo mejor que podemos, de repente unos gritos en la cabeza del grupo ¡Cuidado! Ya digo, no sé exactamente como fue, probablemente uno que se soltó del manillar y enganchó con otro, en la caída, lo más desagradable que llegué a ver fue a uno con la cara topando en el asfalto enganchado a su bici, pararon muchos de los que iban a su alrededor y continué, ya no tenía agua y me quedaba muy poco alimento líquido.

En el Km 87 aproximadamente me encuentro con un repecho corto, al quitar plato para subir con cadencia se me traba la cadena, ufff, menos mal que la pude desenganchar, es algo que no me suele ocurrir casi nunca pero a veces me ha pasado. Hubiera sido un gran contratiempo que se rompiera la cadena. Continúo.

En el km 90 más o menos paso por una concentración de casas, vi ciclistas parados repostando agua y paré enseguida a repostar, llené un poco menos de la mitad el bidón dedicado al agua que es de 900c.c., pensé que era suficiente para subir Marie Blanque, no es conveniente llevar mucho lastre, efectivamente estaba a punto de comenzar este ascenso, subo enseguida a la bici y al arrancar paso inmediatamente un control con un indicador de tiempo que marcaba 3 horas y 10 minutos.

Volver al índice

6. Ascenso de Marie Blanque

Saliendo del avituallamiento de agua, entro en un camino estrecho con mucha vegetación a ambos lados, muchos ciclistas paran a orinar, yo hice lo mismo y además comí una bolsita de gel en forma de gominolas y un plátano, bebí agua y arranco de nuevo, la carretera es en ascenso y a partir de aquí no hay descanso hasta coronar el puerto, de momento soportable se le podría llamar, aunque ya iba con plato pequeño (34) y con piñón grande (25) la mayor parte del tiempo, el desnivel sería de un 7 u 8%, los ciclistas a mi alrededor casi sin palabras y muy cerca los unos de otros, se notaba que todos íbamos reservando para lo peor, es decir los últimos 4km finales del ascenso, mi indicador de velocidad decía 9 o 10 Km/h y a las 3 horas y media de recorrido aprox. llegué al punto donde el desnivel pasa a un 14% y se mantiene por 4km sin descanso.

A partir de entonces no había silencio entre los ciclistas, todos jadeábamos con respiración muy agitada, inversamente proporcional a la cadencia de pedaleo que se volvió muy lenta y torpe, mi ritmo cardíaco no bajaba nunca de 170, el desarrollo en la bici a tope para subir, la humedad era intensa y asfixiante, el calor lo mismo, la vegetación parecía que nos envolvía para agonizar aún más, cada metro de avance se volvía un éxito descomunal en esas condiciones, muchos ciclistas luchaban además por mantener el equilibrio porque la velocidad podía llegar en algunos a bajar hasta 5km/h, yo no podía llegar a 7km/h, adelanté a muchos en la media hora interminable que necesité para subir esos terribles 4Km, muchos quedaron en el camino echando pie a tierra para subir a pie, más a medida que se acercaba el final del puerto, esto era una dificultad añadida pues te hacía estar atento a quien tenías delante por si se paraba en seco, tampoco podías quitar ojo a ambos lados porque todos tambaleábamos mucho, el sudor comenzó a irritarme los ojos y me quité las gafas dejándolas colgar con la goma elastica, hubo una vez que estuve a punto de perder equilibrio y salir por la izquierda de la calzada, fue un despiste, olvidé bajarme la cremallera del maillot y cada vez que agachaba la cabeza, mi mandíbula exprimía el tejido del maillot provocando que un chorro de sudor continuo cayera encima de mi bicicleta y en el asfalto brillante no se sabe si por el calor o por la humedad. Poco a poco comencé a oír a lo lejos la música de una gaita, comprendí enseguida que era el final del ascenso, cada vez la oía mejor y más fuerte y además iba acompañada de gritos de elogios, había mucha gente animando, una cámara de corriendovoy.com inmortalizó mi paso por el puerto, un puerto que pone a prueba la fuerza-resistencia muscular, sin duda había completado una de las partes más duras del recorrido, es aquí cuando comprendes que Somport a pesar de su dureza queda completamente eclipsado por el tremendo esfuerzo que exige Marie Blanque, al pasar por lo más alto, entre tanto gentío, no paré a mirar si había donde repostar porque sabía que pronto llegaría a uno. Llevaba 4 horas de marcha y 100Km de los 200km totales.

En el siguiente video se me puede ver pasar, en la mitad del video estoy en la esquina inferior izquierda, gracias a corriendovoy he podido poner este video en youtube como servidor externo a esta mi web:

Coronando Marie Blanque a pleno esfuerzo.

Coronando Marie Blanque a pleno esfuerzo.

La experiencia de Marie Blanque me hizo recordar unas palabras de mi difunto abuelo cuando me decía que hay mujeres con mucha maldad.

Volver al índice

7. Descenso de Marie Blanc

Los primeros metros del descenso no pude evitar lanzar una carcajada de victoria, pensé que esa tal Maria Blanca no había conseguido que pusiera el pie en tierra en ningún momento a pesar de mis escasos 25 dientes de piñón como el más grande y los casi 11 Kg de mi bicicleta low cost.

De pronto me doy cuenta a gran velocidad que no llevo puestas las gafas y me las pongo, casi no veo nada porque están empapadas en sudor, pero la colisión en la cara de un insecto podría ser peor.

Bajando Marie Blanque con un grito de victoria!!!

Bajando Marie Blanque con un grito de victoria!!!

Los descensos son los mejores momentos en los que puedes alimentarte y así lo hice mientras llegaba al mejor de los avituallamientos de la marcha a mitad de la bajada, bebí lo que me quedaba de alimento líquido y comí una barrita de avena, bebí agua también y disfrutando del descenso a la vez que recuperaba el pulso llegué al avituallamiento.

Un avituallamiento inmenso de grande, tuve que fijarme muy bien donde dejaba la bici porque corría el riesgo de no encontrarla después entre cientos de ellas, mi estrategia fue dejarla junto a una señal vertical de tráfico que quedaba bastante lejos de las mesas de comida y bebida pero es que no había forma de dejarla más próxima y con los dos bidones fui a pie hasta las mesas, lo primero fue coger dos vasos de refresco de cola, pensé que a estas alturas de recorrido ya me vendría bien un poco de cafeína y así fue, luego una porción de naranja, luego cogí dos mitades de sándwich de jamón y queso, uno lo comí y otro lo metí al bolsillo, comí también un poco de frutos secos y luego fui a llenar los bidones, el de agua hasta arriba y el dedicado a alimento líquido hasta la mitad, así me dirigí de nuevo a mi bici, la encontré sin problemas, hice la mezcla en el bidón dedicado y sorteando bastantes ciclistas pude salir de aquel conglomerado para continuar el descenso, antes lavo el cristal de las gafas con agua. Nada más salir de allí había un fotógrafo tomando fotos, el paisaje en aquel avituallamiento es muy hermoso. El descenso es más rápido en esta segunda mitad y tiene curvas cerradas en herradura pero la mayoría de ellas con muy buena visibilidad, el Sol aquí no estaba interrumpido por la vegetación exuberante como el que había en el ascenso del puerto y el trazado de curvas se disfruta muchísimo.

Volver al índice

8. Transito hasta el comienzo del ascenso a Portalet

A las 4 horas y media en recorrido termino el descenso, mi indicador me decía 110 Km de recorrido. En un falso llano tienes que transitar hasta el comienzo de Portalet, atravesando varias localidades francesas, vi varias personas con pinchazo, en este tramo conviene acoplarte a algún grupo porque el ritmo es rápido, comí la otra mitad de sandwhich y más tarde llegas a un puente que atraviesa un río y fácilmente ves el comienzo de Portalet en el que una curva a derecha te deja la pared montañosa a la izquierda. Llevaba 4 horas y 50 minutos de recorrido y 120 Km de distancia.

Volver al índice

9. Portalet

Este puerto comienza con pendientes muy ligeras, podía ir a 18 e incluso a 20 km/h sin dificultad, conociendo que el puerto tiene un total de 29 o 30 km y sin recordar que el desnivel más arriba se ponía peor creí que podría subir aquel puerto con poca dificultad (relativamente hablando), pero poco a poco el desnivel y mi ritmo cardíaco fue en aumento a la vez que la velocidad iba disminuyendo hasta un mínimo de 10Km/h en algunos tramos, mi corazón no bajaba de 160. Hacía calor y un ligero viento en contra, ni lo uno ni lo otro me afectaba demasiado, abrí la cremallera del maillot y el calor ya no era impedimento para mí, al menos la cadencia en mi pedaleo no era excesivamente baja, nunca bajó de 50 cuando en Marie Blanc llegó a bajar hasta 30 en algunos momentos más complicados, la gran dificultad de Portalet es que es un puerto infinito, necesite 2 horas y 25 minutos en acabar el ascenso con tan solo un descanso de 5 minutos en un avituallamiento a mitad para repostar agua, beber un baso de refresco de cola, comer una porción de naranja y coger más gel en forma de gominola fue mi tregua en este puerto, después de este descanso el desnivel se puso un poco más duro, no mucho más o al menos a mí me lo pareció, quizá la altura me hacía más difícil respirar, llegamos a una presa con una curva muy cerrada, pero aún quedaba mucha distancia, luego se podía ver la carretera muy bien hasta muy lejos, una curva en lo más lejos me hace pensar que después está el final, después de un buen rato llego, tomo la curva y de nuevo veía muchísima carretera más por subir en ascenso hasta casi perder la vista a lo lejos con otra curva al final, el paisaje es muy bonito, este puerto pone a prueba la fuerza mental, jamás pienses en el final del mismo porque te desmoralizará como me pasó a mí, tan solo coge el ritmo adecuado y deja tu mente en estado vegetativo sin pensar en nada más para guardar más energía, es un desierto, soledad y silencio mezclado con la belleza del paisaje, una mezcla irónica que te hace entender que solo Dios es el dueño y Señor de la creación, solo la fe te hará llegar a lo más alto sin que te rindas en los minutos que parecen horas. A dos km de coronar comienzo a ver gente animando, muchos miran el dorsal en tu bici y te llaman por tu nombre, te dicen la distancia que falta, veo vallas en lo más alto, pero sin gente detrás, cada vez más gente pero parece que no es tanta gente como se esperaba o como otros años hubo, a las 7 horas y 15 minutos en ruta había llegado al alto de Portalet, mi indicador decía 150Km de recorrido, este es el punto más alto sobre el nivel del mar de toda la marcha y se hace notar, no paré.

Volver al índice

10. Descenso de Portalet

Llevaba suficiente agua, comí una barrita y un plátano acompañado de agua durante los primeros metros del descenso, pronto aumentó la velocidad del descenso y quise sacar el mayor tiempo posible, me siento cómodo en bajadas, hay personas que tienen mucho respeto y no se atreven a coger demasiada velocidad, no es un descenso peligroso si estás atento a las grietas en el centro de la calzada de algunos tramos, la velocidad máxima que pude alcanzar sería de unos 55Km/h habiendo algunos tramos en que la velocidad disminuye y puedes dar pedales, hay un túnel bastante largo en mitad del descenso muy chulo. Media hora de descenso en la que traté de recuperar el aliento y el pulso, el aliento siempre lo recupero bien, el pulso no es tan fácil después de tantos km ya hechos, esto último espero mejorarlo con algunos años más de persistencia en los entrenamientos, creo haber aprendido que el corazón es un musculo muuuy particular.

Tunel en el descenso de Portalet.

Tunel en el descenso de Portalet.

Finalizando el descenso me encontré con una curva muy cerrada a la izquierda y luego a la derecha para pasar por el Pueyo de Jaca, una localidad previa al ascenso del puerto Hoz de Jaca.

Volver al índice

11. Hoz de Jaca

Pasada la localidad previa y con algunos ciclistas a mi alrededor, un par de chicas entre ellos, bajamos el ritmo en un par de km o quizá menos en terreno llano para lo que se aproximaba, comí medio gel y bebí agua, reconozco que sentí un poco de temor porque después de lo que llevaba encima no sabía cómo responderían mis piernas a este puerto desconocido para mí, la carretera estrecha y abundante vegetación alrededor fue el prólogo de este ascenso, el primer km es el más difícil (pensé) y tras una curva a izquierda te encuentras el muro, las pulsaciones comienzan a elevarse a la vez que la cadencia disminuye ya con el desarrollo al máximo para subir, solo dos km (pienso para darme ánimos), me fijo en mi indicador de distancia para ir controlando el ascenso, no me fallan las fuerzas y se me quitan los temores en el primer centenar de metros y voy subiendo por la carretera estrecha que hace que parezca que la poca velocidad no sea tan poca, primer km hecho y aún no veo que el piso sea de hormigón como me habían contado, al transcurrir medio km más con el corazón a más de 170 entro al fin en el suelo de hormigón y a partir de aquí se hace más corto y disminuye un poco el desnivel, fotógrafos que inmortalizan el paso y mucha gente animando en lo más alto que ofrecían al paso botellines de agua en el punto de avituallamiento, yo pasé sin coger nada y comencé a descender. Llevaba 8 horas de recorrido y en mi mente dije adiós a la medalla de oro a la vez que me esperanzaba en conseguir la medalla de plata y con el sentimiento en el cuerpo de haber recibido la coz de una Jaca en todo el pecho me dispuse a descender este pequeño pero extenuante puerto.

Coronando el puerto Hoz de Jaca.

Coronando el puerto Hoz de Jaca.

El descenso tiene curvas muy cerradas en pendiente pronunciada, hay peligro de derrapar en las frenadas, hay un tramo casi recto que no tiene visibilidad en el que puedes coger velocidad si conoces bien el trazado y luego las últimas curvas peligrosas con protecciones de color rojo. Al final del descenso cruzas una presa y pasas por un túnel, luego un repecho que en lo más alto te devuelve de nuevo a la carretera que lleva a Biescas al cambiar de dirección a la izquierda en la intersección, este repecho es frecuentado por el famoso tío del mazo y calambres.

Volver al índice

12. Los kilómetros finales

Los veloces Km finales donde pude ir en grupo.

Los veloces Km finales donde pude ir en grupo.

A partir de este punto del recorrido es cuando me pude relajar pensando que no había más subidas, había tramos muy rápidos y otros no tanto, pero en general se iba bastante bien, terminé de comer el gel y bebí todo el alimento líquido que me quedaba, luego un poco de la poca agua que me quedaba, pasé un grupo que iba a un ritmo menor que el mío y luego me dejé alcanzar por otro grupo que por detrás venía a buena velocidad, cuando me iban adelantando uno de ellos me invitó a quedarme dentro del grupo dejándome espacio a lo que agradecí, y así llegamos a la entrada de Sabiñánigo, pero nos desviaron por la entrada norte con un repecho largo al 8% que muchos como yo no esperaban, en lo más alto unos voluntarios advirtiendo del peligro en la bajada, efectivamente la bajada tenía el peligro del asfalto en mal estado y gravilla. Ya dentro de la travesía los resaltos de los pasos peatonales y llegada a la zona Pirenarium a la izquierda abandonando la travesía, en ese momento oí la voz de mi mujer que con su grito inconfundible para mi me hizo girar la cabeza y verla, a los pocos metros estaba cruzando la meta con un tiempo de 8 horas y 48 minutos. Eran las 16:20 aproximadamente. Al poco llegó mi mujer que me tomó una foto cuando alzaba mi bicicleta con los brazos.

Cruzando la meta. Hecho los 200Km!!!

Cruzando la meta. Hecho los 200Km!!!

Volver al índice

Regreso al apartamento

Al salir de allí mi mujer me acompañó hasta el coche, guardé la bici en el maletero y me cambié de calzado, tomé el plátano que aún me quedaba en el bolsillo y agua con L-Glutamina y BCCA´s para una mejor recuperación, un sms de la organización en el smartphone me felicitaba y me recordaba recoger la medalla de plata y diploma, antes fuimos hasta el aseo, allí me lavé la cara y los brazos, luego fuimos a recoger medalla y diploma, después pasé a que me grabaran los datos en la medalla (nombre completo y tiempo total en la parte trasera), seguidamente pasé a por un par de cervezas para tomar con mi mujer, todo ello en un sentimiento de victoria y alegría muy bueno. Después volvimos al coche para volver al apartamento, pero tuvimos que esperar en Biescas que terminaran de pasar los últimos ciclistas para poder continuar a partir de las 19:00 que abrieron el paso al tráfico, mientras comí un helado que compré en la gasolinera junto a la carretera, mi mujer hizo lo propio con una bebida isotónica. Al llegar al apartamento me metí en la ducha y me pude relajar como Dios manda.

Volver al índice

 

Resumen final y conclusiones

Considero que mi primera participación en la QH ha sido un éxito rotundo en términos generales.

Llegué a la marcha en óptimas condiciones de estado de forma.

La climatología fue muy favorable para mí (con calor tengo mejor rendimiento).

Fue un error parar en el punto de avituallamiento de Somport, también tendría que haber comido los dos medios sándwich seguidos y no en dos partes, esto me provocó un poco de molestias de vientre, aunque esas molestias también podrían haber sido provocadas por los gases del refresco de cola.

Marie Blanque es un puerto en el que necesito más desarrollo corto para que la cadencia no sea tan lenta, en otros puntos del recorrido también eche en falta piñones más grandes pero sobre todo en Marie Blanque, esto dejó mi musculatura muy castigada para enfrentar la segunda mitad de la marcha.

Al llegar a casa mi hija de 5 años me dijo que la próxima vez tengo que conseguir medalla de oro y no la puedo defraudar.

La organización, el ambiente y los paisajes son inmejorables, no hay calificativos para describir la buena marcha que es, hay que vivirla para conocer una marcha que no puedes ni imaginar lo buena que es. Por más comentarios buenos que oigas de ella, el día que la vives terminas sorprendido.

Los datos registrados por Endomondo en mi Smartphone durante toda la marcha y ruta en Wikiloc (interactivo):

Velocidad

Velocidad

Frecuencia cardíaca, hubo una franja en Marie Blanque donde no registró correctamente, seguramente debido al calor.

Frecuencia cardíaca, hubo una franja en Marie Blanque donde no registró correctamente, seguramente debido al calor.

Cadencia en el pedaleo.

Cadencia en el pedaleo.

Todo en uno: altimetría, velocidad, frecuencia cardíaca y cadencia de pedaleo.

Todo en uno: altimetría, velocidad, frecuencia cardíaca y cadencia de pedaleo.

Diploma

Diploma

 

Medalla de plata conseguida, anverso (izquierda) y reverso (derecha).

Medalla de plata conseguida, anverso (izquierda) y reverso (derecha).

Tiempo en los controles de paso.

Tiempo en los controles de paso.

¿Cosas que cambiaría o mejoraría de la QH? Copio y pego un comentario que dejé en una especie de encuesta en el grupo cerrado de Facebook “Cicloturista quebrantahuesos“:

“Yo recomiendo hacer 2 QH al año, en una de ellas participarían los dorsales grises y en la otra QH que participe el resto.

Los dorsales grises participarían el último sábado de junio como viene siendo habitual y la otra QH sería la semana previa o posterior.

También mejor control en el cajón gris porque habían ciclistas que llegaban tarde y levantaban el vallado para no colocarse tan atrás, la bici la pasaban por encima del vallado con ayuda, eso ocurría detrás del podium a la vista de todos, menuda jeta.

El precio me parece justo. La comida también pero sin necesidad de portar un vale, es decir con la pulsera que nadie olvida.

La cerveza sin alcohol no la vi, luego muchos salían a conducir con mucha cerveza en el cuerpo y eso es un peligro.

La medalla de plata es de un metal poco parecido a la plata.

Deberían comenzar a pensar como penalizar a los ciclistas que tiran basura, bajando Somport había mucho envoltorio de comida y luego nos quejamos de que los franceses no nos quieren.

Los videos de Sportgraf son de mala calidad y sin sonido, corriendovoy les supera y lo dan gratis, algo se podrá hacer.

Portalet, según me dicen no tiene tanto público como en años anteriores a 2013, es muy triste eso ¿que ha pasado?.

Gracias por la oportunidad de opinar, lo hago con ánimo de que la QH mejore en calidad mucho más de lo que ya es.”

CUR.

Volver al índice

 

10 Comentarios

  1. juan me quito el sombrero por tu película de la QH.La he leído y me he sentido en 3D como si estuviera dentro de ella.gracias por haberme subido aun mas la ilusión de correrla.se que me faltan muchos detalles,aunque ya ire empapándome de todo(que llevar encima,material,comida,geles etc etc.tu los has narrado a la perfeccion.
    GRACIAS amigo por meterme ese chute de ilusión y esperar con ansias a que llegue junio.UN ABRAZO DE COMPAÑERO

    • Un placer amigo mío y gracias por dejar tu comentario, al leerlo siento que se ha cumplido uno de los objetivos de esta web/blog al que dedico los pocos ratos libres que me quedan. Por detalles podría haber comentado más cosas, solo decirte que el tiempo que dediques a entrenar es también parte de la aventura y es digna de narrar en una crónica, yo he llegado incluso a sufrir una granizada en pleno entrenamiento, no es agradable pero en el recuerdo queda como una anécdota muy hermosa de recordar, el día que llegué a la parrilla de salida sentí que la mitad de mi sueño se había cumplido. Gracias una vez más por dejar tu comentario, me da ánimos para mantener este proyecto que espero seguir mejorando para la postre.

  2. Juan me he leído tu crónica dos veces e incluso me la he copiado y pegado en un Word, por la precisión de detalles que das (yo no seria capaz de recordar tantos datos), ya que no será la ultima vez que lo lea. No serás escritor, por que lo haces muy bien y se te entiende mejor.
    Al leerla me alegra ver que todos los que participan no son treintañeros extraterrestres de esos que solo les ves en la línea de salida y en algunos de tus datos me siento reflejado.
    Yo este año me he apuntado por primera vez y eso que ya paso de los 50 años y si me toca el sorteo, cosa que dudo, me conformaría con terminarla y ya puesto ha pedir con menos de 10 horas.
    Un saludo

    • Es lo más hermoso que me han dicho de la crónica, no tengo palabras para agradecerte el comentario amigo Jose Luis. Efectivamente no soy escritor, tan solo uno entre tantos que vive con pasión el ciclismo y después de muchas dificultades en la vida y a punto de cumplir 40 años pude realizar esta marcha que por increíble que parezca desconocía hasta el año 2011 y se ha convertido en una de mis mejores aventuras sobre las dos ruedas. Recordar cada detalle es fácil cuando valoras las cosas. En cuanto a la edad, te digo que tengo un amigo en la grupeta que ronda los 60 años y es de las personas que han asistido tantas veces que directamente recibe la invitación de la organización sin pasar por sorteo, para mi siempre será todo un honor participar con personas de esa edad y son muchos.
      De verdad que me ha alegrado mucho tu comentario, hacía tiempo que no me hacían sentir tan bien. Millones de gracias y espero de corazón que pases satisfactoriamente el sorteo, me encantaría tener noticias y seguir en contacto por cualquier medio, en esta web tienes mi correo electrónico, te lo dejo aquí info@pedaleando.esy.es

      CUR

    • Pues muchas gracias, por compartirlas Antonio, próximamente pondré un sistema de registro para que llegue un correo a las personas cada vez que escriba un nuevo artículo o post. Lo anunciaré en los grupos de Facebook y aquí mismo.

  3. Buenas Noches juan, me podrías ampliar un poco este tema que has publicado:
    “Si tienes un smartphone Sony Xperia como yo no te hace falta gastar más que en la cinta del torso y demás sensores de velocidad, distancia y cadencia, yo compré todos los sensores, el de torso me lo vendieron por 20€ (garmin) y el de cadencia, velocidad y distancia (los 3 en 1) fueron otros 20€ en el Decathlon y me va de lujo todo para usar con endomondo, Strava o el que quieras, todo sube a la nube automáticamente, ah y los sensores todos por protocolo inalambrico ANT+.”
    Yo tengo un Sony Xperia U y lo tengo apartado, ya que compre uno nuevo, podría utilizarlo?
    Podría utilizarlo en ruta sin internet (ya que la tarjeta la tengo en el móvil nuevo) y cuando vuelva a casa volcarlo todo con el Wifi?
    Cuanto te dura la batería?
    Con que App, lo utilizas en ruta tú?
    Como has podido sincronizar las frecuencias de transmisión de los aparatos con el móvil.
    Un saludo.
    José Luis.

    • Hola Jose Luis, antes de nada, te digo que cada cosa es para lo que es, un smartphone es muy versátil y da para mucho, en mi caso en particular no necesito ver tanta información cuando estoy en ruta, no obstante, una vez que estoy en casa, si que me gusta sacar conclusiones muy finas de todo lo que hago y analizar las cosas a fondo, te explico por partes:
      1. Los Smartphone Sony Xperia (todos los Xperia y algún que otro modelo de la misma marca seguramente) llevan incorporado hardware para usar el protocolo de comunicaciones inalámbricas ANT+, ¿que es eso del ANT+? pues siendo una persona autodidacta en las tecnologías te puedo decir sin entrar en demasiados tecnicismos que es una de tantas formas en las que dos dispositivos se pueden comunicar sin cables como lo es el wifi, bluetooh o lo que emplea cualquier teléfono móvil para hacer llamadas, ¿que se diferencia el ANT+ de otras tecnologías? pues que esta se ha diseñado y optimizado especialmente para el uso de aparatos de rendimiento deportivo, dicho de otra manera: para lo que nos gusta, marcas como Garmin y POLAR lo emplean para comunicar los sensores de frecuencia cardiaca con el ciclocomputador. Simplemente piensa que los Xperia lo soportan, detectan cualquier sensor ANT+, se sincronizan y a funcionar!!!
      2. Cualquier sensor ANT+ conecta con un Xperia, simplemente el smartphone lo encuentra, reconoce que información recibe, sincroniza si tu confirmas y ya está, queda almacenado en memoria para posteriores prácticas para evitar sincronizar de nuevo, así que además de tener un sensor cardio del torso Garmin (que casi me regala un amigo), compré un sensor de cadencia de pedaleo, velocidad y distancia como este: http://www.todoporelrunning.com/es/wp-content/uploads/2014/09/IMG_76422-e1379355083794.jpg y lo instalé a mi bicicleta, el resto fue “coser y cantar” te lo puedo asegurar.
      3. ¿Que se necesita tener instalado en el smartphone? Bien, esto es software y aquí tienes a elegir dependiendo del Sistema Operativo del Smartphone, pero creo que todos los Sony usan Android como es mi caso y para ello podía usar Endomondo, Runstactic (creo que se escribe así), Strava y muchos más que habrá, yo elegí Endomondo, hablar de Endomondo da para mucho, piensa en una red social como Facebook, una base de datos, una aplicación de estadísticas, pero sobre todo en un espacio web donde todas tus actividades deportivas quedarán registradas y donde las podrás analizar con todo detalle estés donde estés, todo esto funcionando de forma conjunta. Así que con endomondo instalado en el smartphone y registrado en el mismo (igual que cuando te registras en Facebook) todo está en orden. Mi perfil de endomondo lo tengo abierto a cualquiera porque lo tengo configurado así, ya que desde esta (mi web) tengo un enlace al mismo para todo aquel que quiera ver mis actividades deportivas incluso en tiempo real si es el caso, aquí tienes lo que registré en la QH y una ves dentro puedes mirar lo que quieras en la fecha que te apetezca: http://app.endomondo.com/workouts/360582285/7204321
      4. La duración de la batería, pues te comento que consume bastante, sobre todo por tener que llevar activado el GPS, gracias a ello puede registrar la altimetría de la ruta y trazado en el mapa, si quieres lo puedes llevar en el manillar con la pantalla encendida pero eso será lo que más va a consumir, ahora bien, ¿de verdad se necesita tanta información en ruta?, no obstante, te digo que la solución a las rutas largas con la pantalla siempre encendida sería usando una de tantas baterías externas que se conectan con el cable del cargador, te puedo decir a modo de ejemplo que en 2013 realicé la marcha ciclista “Puertos de la Ribagorza” comenzando con la batería a tope en mi anterior Smartphone (Sony Xperia ARC S) y al finalizar casi los 200Km en un tiempo de algo más de 8,5 horas la batería estaba al 8% sin haber encendido la pantalla apenas unos segundos en toda la ruta.
      5. ¿Si se puede usar sin conexión a Internet? Pues sinceramente no lo sé y nunca he probado hacerlo, pero supongo que si ¿por qué lo digo? pues porque estoy seguro que en muchas ocasiones he perdido la conexión de datos que me suministra la operadora contratada (vodafone en mi caso), simplemente espera a la primera oportunidad para descargar en la nube los datos registrados, por cierto que yo siempre lo dejo con el wifi encendido porque tengo la sospecha de que Google usa las redes wifi para mejorar los resultados con el GPS y hacerlo más eficiente.

      Como conclusión final a todo lo que he escrito puedo decir que NO es una solución profesional (¿acaso yo lo soy?), pero que a mi me viene perfectamente bien para el uso que le doy con apenas haber invertido unos 40€. En ruta veo la velocidad y distancia con un aparato bastante simplón del Decathlon sujeto a la potencia y para la frecuencia cardiaca tengo un pulsómetro bastante básico también del Decatlon que funciona a través de Bluetooh (20€) pero que cumple perfectamente con su función, este lo uso para los entrenamientos en los que tengo que estar muy pendiente de no pasar límites de frecuencia cardiaca, con el tiempo llegas a saber por sensaciones a que nivel de esfuerzo vas.
      Hace algún tiempo escribí un artículo al respecto, dejo el enlace http://pedaleando.esy.es/index/2013/09/26/un-poco-de-tecnologia/
      Todo lo que registra endomondo lo puedes descargar para usar con otras aplicaciones, fíjate que curioso lo que escribí en este artículo: http://pedaleando.esy.es/index/2014/09/25/mas-tecnologia-aplicada/

      Espero haberte aclarado todo.

    • Bueno bueno Antonio, no será para tanto, yo como comentarista de ciclismo profesional no me veo ahora eh, aunque todo se andará ;-) .
      Muchas gracias por leer y dejar tu comentario amigo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *